Blog

Fashion forward: tres tendencias que están remodelando las cadenas de suministro

Max Alexander, Vice President Strategic Accounts

Cómo e-commerce, la devolución de productos y la sostenibilidad están impactando en la industria y las cadenas de suministro

Han sido unos 18 meses difíciles para la industria de la moda. También han sido 18 meses emocionantes. La Covid 19 creó una necesidad de cambio a una velocidad que supuso un esfuerzo al límite de un sector ya acostumbrado a cambios repentinos. La pandemia acelero la aceptación del e-commerce por parte de los clientes, mostrando la necesidad de sistemas de devolución sofisticados y aumentando las metas de sostenibilidad.

La naturaleza por “temporadas” de la moda siempre ha supuesto que las cadenas de suministro tenían cierto nivel de flexibilidad. Pero en este contexto, la agilidad de las cadenas de suministro y la innovación han resultado críticas para poder ayudar a que la industria se adaptara y tuviera éxito.

El crecimiento constante del e-commerce

Para cumplir sus metas de crecimiento, la industria de la moda está buscando cada vez más el apo-yo de logística 3PL, particularmente para almacenamiento. Necesitan instalaciones multicanal capa-ces de gestionar de manera eficiente productos de venta al por menor, al por mayor y e-commerce y que puedan ajustarse rápidamente a los flujos de demanda. La tecnología juega un papel crítico en esto, por eso estamos incrementando la eficiencia dentro de las cadenas de suministro al hacer un mejor uso de automatización en almacenes, con herramientas como las torres de “picking”, más cintas transportadoras, robots “goods-to-person” y unidades de clasificación múltiple.

La automatización despacha las devoluciones

Una consecuencia del rápido crecimiento del e-commerce es la necesidad de gestionar el crecimiento proporcional del procesamiento de devoluciones. Los clientes, acostumbrados a realizar compras online sencillas también se han acostumbrado a devoluciones sencillas, y esto supone una devolución directa de los productos sin tener que pasar por ninguna tienda física. Esto significa que tenemos que lidiar con un mayor volumen de devoluciones a una frecuencia mayor.

GXO está ayudando a los clientes de la industria de la moda a gestionar sus devoluciones de manera rentable al ofrecer centros especializados en logística inversa que utilizan la automatización para procesar una gran variedad de cartones sueltos y paquetes dentro de unos límites de tiempo agresivos.

En un centro diseñado para devoluciones, una cita de transporte clasifica los productos que llegan, pasándolos a una mesa de trabajo donde espera nuestro equipo. Aceleramos el procesado aplicado tecnología como cámaras fijas, que escanean las etiquetas automáticamente en vez de tener que utilizar escáneres manuales. También utilizamos luces ultravioletas encima y debajo de las mesas de trabajo. Estas luces ayudan a los trabajadores a identificar rápidamente la calidad de las devoluciones. La misma cinta transportadora mueve los productos una vez catalogados a la zona de clasificación y descarta el resto de los materiales para su reciclado.

Aumentando la sostenibilidad a través del reciclaje

Nuestros clientes cada vez vienen más a nosotros en busca de ayuda con lograr sus metas de sostenibilidad. Podemos jugar un rol crítico en su éxito ya que para nosotros la sostenibilidad forma parte de nuestro ADN.

En la industria de la moda, encontrar textiles y reciclarlos son problemas muy relevantes, especialmente para los minoristas de la “fast-fashion”. En la mayoría de nuestros centros, mediante tecnología de clasificación automatizada, Podemos reciclar cerca del 9% del empaquetado en el que llegan los productos. Además, estamos apoyando nuestros objetivos de reducción de huella de carbono al utilizar paneles solares para generar electricidad, el reciclado de agua de la lluvia e instalando iluminación LED.

A igual que nuestros clientes en la industria de la moda, estamos constantemente optimizando nuestros procesos e innovando. La tecnología apoya la aceleración de todos los procesos de los centros, reduciendo nuestro impacto medioambiental y mejorando la sostenibilidad de las cadenas de suministro para nuestros clientes. También nos permite aumentar el volumen de rendimiento mientras se mantiene un equilibrio entre seguridad y el bienestar de nuestros empleados. Eso es una GRAN victoria para todos.

Back-to-top