Directivos

How is COVID-19 Impacting the Fashion Industry Supply Chain?

Gavin Williams, Managing Director, Supply Chain – UK & Ireland | April 20, 2020

La industria de la moda se ha visto considerablemente afectada por la pandemia, ya que las restricciones gubernamentales aplicadas en todo el mundo influyen en el comportamiento de los consumidores y en la circulación de mercancías. Aquí, analizo más a fondo los impactos en la cadena de suministro, los minoristas y los clientes en el Reino Unido.

La importancia de tener una estrategia de canales omnipresentes

La pandemia está llevando a una sacudida de la industria de la moda, y podemos ver que las marcas con tiendas online están respondiendo con más éxito. Curiosamente, la mayoría de los minoristas han comenzado ese viaje online, pero esto subraya que la estrategia de los canales omnipresentes es definitivamente el camino a seguir. Con tantas incertidumbres sobre la duración del confinamiento y el comportamiento de los consumidores a medida que avanzamos en la desescalada, podemos esperar ver más enfoques innovadores del comercio electrónico por parte del sector.

Acomodar las compras online 

Los consumidores continúan con las compras en línea, e incluso se cambian a este canal, por lo que estamos viendo fuertes ventas en nuestros centros de logística para e-commerce. La demanda es significativa. De hecho, algunos de nuestros clientes omnicanales están incluso desviando su stock en tiendas físicas para apoyar las ventas en internet.

Aunque estamos viendo poca presión en la capacidad de almacenamiento, inicialmente vimos un impacto en el procesamiento. Los requisitos de distanciamiento social y la separación de turnos significaron que la capacidad de preparación en general se vio reducida. Los minoristas seguían recibiendo pedidos, pero tenían que reducir los plazos de entrega a los clientes. Desde entonces, hemos adaptado nuestro enfoque para contrarrestar estos cambios, por ejemplo eliminando las tareas sin valor añadido para aumentar la productividad y volver a las capacidades siempre que fuera posible.

Como es de esperar, los retailers de tiendas físicas son los que más están luchando. Sus almacenes se están llenando rápidamente. Algunos han pasado de los envíos por aire a los envíos por mar para añadir 5-6 semanas al plazo de entrega, un giro inusual para los minoristas de la moda, donde la rapidez y la novedad lo son todo.

Adaptar las colecciones a nuestras nuevas vidas confinadas

Cuando el Reino Unido entró en bloqueo hace unas semanas, muchas marcas de tiendas se movieron de su temporada de invierno/primavera a finales de primavera/verano. Es probable que veamos muchas existencias redundantes para el final del verano. Algunos minoristas están considerando almacenar stock durante todo un año, típicamente en lugares de desbordamiento, listo para ser lanzado para la temporada 2021.

Las marcas de moda rápida también han visto como los consumidores pasaban de comprar ropa para salir a la calle a ropa de estar por casa. Para responder a esta tendencia, están manteniendo sus existencias previstas en la fase inicial y están buscando proveedores para producir gamas alternativas. Esto está añadiendo una presión adicional en sus cadenas de suministro, con posibles costes adicionales y la necesidad de cambiar al transporte aéreo.

These are my first thoughts on the impact of COVID-19 on the fashion industry, and I’m sure we will see further change as the dust settles.

Back-to-top